Alergia ocular

Al hablar de alergia nos referimos a la acción exagerada del sistema inmunológico en alguna parte del cuerpo para tratar de combatir un agente extraño normalmente inofensivo, generando reacciones respiratorias, erupciones o afectando el sistema nervioso.

Entre sus tipos se encuentra la alergia ocular, comúnmente conocida como conjuntivitis alérgica. Ésta afecta a una membrana que cubre la parte interior del parpado y el ojo llamada conjuntiva.

El proceso en este tipo de alergias es igual que en otras, es decir, el sistema inmunológico considera como potencialmente dañina una sustancia y comienza la producción de inmunoglobulina E (IgE)  viajando directo hasta llegar a las células, las cuales liberan químicos que provocan los síntomas  que se manifiestan posteriormente pero que no afectan mucho a la visión. Solamente nublándola temporalmente.

Agentes causantes de alergia en los ojos

Usualmente los agentes que más activan las reacciones alérgicas en los ojos son el polen de alguna planta, el polvo del ambiente o las esporas en hongos, entre otros (éstos localizados en el exterior del hogar).

Por lo que se refiere al interior del hogar podemos mencionar los ácaros en el polvo de las almohadas, cortinas, alfombras, camas o sábanas y la caspa en las mascotas que tienen acceso dentro de la vivienda y que también forman alergias durante todo el año.

Cabe destacar que el maquillaje no protege de ninguna alergia, más aún si se usa en exceso. De hecho existen maquillajes del tipo hipoalergénicos que pueden incluso llegar a ocasionarlas. Solamente pueden ser utilizados con el fin de disimular los síntomas, que tienden a ser muy molestos. Pero siempre teniendo en cuenta que existe la posibilidad de que empeore la situación.

alergia ocular

Existen maquillajes hipoalergénicos que pueden emplearse para disimular los efectos de esta alergia pero en ningún caso ayudan a combatirla. Además pueden empeorar la situación si no se elige el maquillaje adecuado.

Síntomas de alergias oculares

Los principales síntomas que se desarrollan en una alergia ocular suelen ser muy precisos y se dan en dos fases.

En la primera fase encontramos que el ojo comienza a enrojecerse, posteriormente una picazón cerca del lado de la nariz, secreción de mucosidad y a veces lagrimeo.

Al llegar a la segunda fase desarrollamos una protuberancia que multiplica los síntomas antes mencionados.

Prevención y tratamiento

Para lograr evitar el desarrollo de una alergia de este tipo recomendamos usar lentes en el exterior que sirvan como escudo contra el polen o polvillo del ambiente. Dentro del hogar podemos evitar el uso de cortinas y alfombras gruesas ya que capturan en exceso el polvo.

Además el lavado de la ropa de cama constante y el baño con jabón anti-caspa en las mascotas pueden impedir la formación de esta clase de alergias.

Si los síntomas persisten, consulte a su médico que le recomendará un tratamiento más efectivo y personalizado para su caso.

AlergiasEn.com