Alergia medicamentosa

Los medicamentos que existen hoy en día pueden ocasionar alergia en cualquier paciente, llevándolo a experimentar síntomas como vómitos, diarreas o algunas veces más graves, como son la pérdida del cabello o las convulsiones, entre otros.

En la mayoría de los casos de efectos adversos con medicamentos resultan no ser alergias realmente, ya que no afectan al sistema inmunológico.

Causas principales de esta alergia

Los efectos inesperados en los medicamentos al principio de tomárselos pueden no aparecer pero ya en la segunda vez la inmunoglobulina E (IgE) crea varias sustancias, entre ellas la histamina, para contrarrestar el supuesto agente extraño.

Estas sustancias son las responsables de los síntomas que vemos en los pacientes, afectando uno o varios órganos del cuerpo tales como la nariz, los ojos, la piel, etc.

Las alergias a los medicamentos son causados por una serie de eventos que desencadenan reacciones adversas. Estos son:

  • Toma del medicamento, la segunda vez el cuerpo genera la Inmunoglobulina E.
  • La inmunoglobulina genera histamina a través de glóbulos blancos.
  • La histamina viaja por el torrente sanguíneo ocasionando los síntomas.

alergia medicamentosa

Existen casos en los que no es necesario que su cuerpo produzca IgE, en cambio produciría otro tipo de anticuerpo o inclusive podría no concebir ninguno.

Considerando esto es importante saber que existen pruebas para determinar a qué tipo de medicamento podríamos o no ser alérgicos; la más conocida es la prueba de la penicilina.

Datos a saber sobre la alergia a medicamentos

Lo más importante que debemos saber es que la alergia medicamentosa se manifiesta especialmente en los adultos mayores de 40 años, ya que son los que empiezan a consumir más variedad y cantidad de fármacos, lo que vuelve el cuerpo sensible a cualquier efecto no deseado, dando paso al cuidado meticuloso de la ingesta de medicinas. Variando también en la zona de la población y su consumo general.

Se puede señalar que este tipo de alergia se produce en mayor cantidad en las mujeres, aunque no existen estudios claros ya que los mismos no detallan la diferencia de proporciones en cada uno de ellos.

Aunado a esto podemos decir que la falta de técnicas para saber a qué tipo de fármacos somos alérgicos ocasiona también la manifestación de los problemas posteriores.

Mayormente se ha estudiado sobre la amoxicilina en una proporción del 50% de los casos revisados, seguida de los anti-inflamatorios con un porcentaje cercano al 40%.

Páginas Relacionadas:

AlergiasEn.com