Alergia en la piel por ácaros

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define a la alergia como una alteración exagerada del cuerpo al hacer contacto con sustancias provenientes del exterior. Y en este grupo, se encuentra la alergia en la piel por ácaros del polvo.

Por eso, le comentamos más sobre esta alergia y cómo puede tratarla.

¿Qué es la alergia por los ácaros del polvo?

Es una alteración producida por unos pequeños animalitos que, pese a que no pican, muchos organismos suelen ser sumamente sensibles a ellos. Esta alteración médica se produce por el polvo común que está en los hogares, y el cual está formado por diferentes partículas (entre ellas los ácaros).

Estos, pese a que no penetran en el cuerpo humano, van desprendiendo ciertos componentes que flotan en el aire, y que son los que se inhalan generando la alergia en los organismos hipersensibles.

Igualmente, estos insectos microscópicos no tienen mucho tiempo de vida, y cuando mueren se desintegran, lo que también hace que se produzca este tipo de alergia, debido a las partículas que emanan.

Por eso, si una persona es sensible a estos pequeños insectos y respira bruscamente el polvo que los contiene, rápidamente sus partículas entraran a su organismo produciendo una serie de síntomas en el sistema respiratorio, causando su inflamación.

Asimismo, si diariamente se está expuesto a estas partículas, es más común que se desencadenen tales efectos en una persona hipersensible a los ácaros provenientes del polvo. Pues tenga en cuenta que estos diminutos animales pueden estar presentes en estos y otros objetos contenedores de polvo:

  • La cama.
  • Las alfombras.
  • Los muebles.
  • La ropa de cama o ropa vieja.
  • Los peluches.

Además, recuerde que estos insectos surgen más rápidamente de acuerdo a las condiciones climatológicas. Es decir, en primavera y otoño, dado a la temperatura y a los niveles de humedad que se dan en el ambiente.

Síntomas de la alergia por ácaros

Aunque cada organismo reacciona de forma diferente, y cada alteración dependerá de cuánto tiempo se ha mantenido el contacto con los ácaros, los síntomas suelen ser los mismos, pero de menor a mayor intensidad.

Fíjese en cuáles son los más comunes:

  • Obstrucción nasal, secreción, estornudos y picor.
  • Dificultad para respirar, repetidos episodios de tos y escucha de silbidos al inhalar.
  • Inflamación de los párpados, picor en los ojos y lagrimeo.
  • Picor en los oídos y urticaria.

Aun cuando estos son los signos más frecuentes que pueden presentarse en las personas que estén sufriendo un episodio de esta reacción alérgica, dependiendo del organismo puede que se sufran todos o sólo algunos de ellos.

Tratamiento

Una vez se han experimentado los anteriores síntomas, sobre todo cuando se ha estado en contacto con el polvo, es más probable que ya padezca de la alergia producida por estos insectos. Por lo que es preferible que acuda a un especialista para que diagnostique su nivel de alergia.

Y de allí, el médico podría recetarle descongestionantes, antihistamínicos, gotas nasales y para los ojos, a fin de contrarrestar los efectos de la alergia a los ácaros del polvo. Ahora, dependiendo de la magnitud de su reacción, también es probable que deba vacunarse contra las alergias.

Cómo evitar esta alergia

Aun cuando siga oportunamente el tratamiento médico que el especialista le ha recetado, también es prudente que realice algunos cambios en su hogar para que perciba resultados más rápidamente.

Por ejemplo, haga una limpieza profunda a su habitación y exponga el colchón a los rayos del sol para eliminar los ácaros del polvo. Además, mantenga siempre su habitación ventilada e iluminada.

La alergia de piel producida por los ácaros del polvo es una reacción médica que podría comenzar de forma genuina. Sin embargo, al no atenderse como es debido podría provocar efectos de mayor trascendencia.

AlergiasEn.com