Alergia nerviosa en la piel

El estrés del día a día y la rutina diaria trae consigo problemas en la salud. Producto de la ansiedad y el nerviosismo, se presenta la conocida como alergia nerviosa.

Esta condición es la menos probable de entre los distintos tipos de alergias, pero existe la posibilidad de desarrollarla y conlleva muchos problemas molestos en el organismo de la persona que posee un cuadro emocional intenso.

La gran diferencia con otras alergias es que no existe una sustancia que afecte el cuerpo humano. Es el estrés y la dureza diaria lo que ocasiona esta reacción alérgica del sistema inmunológico, pero que sólo aparece en los momentos de mayor tensión del día.

Por tanto, mientras se maneje una rutina cargada de actividades sin descanso, se puede desarrollar esta reacción alérgica también llamada Dermatitis Nerviosa o urticaria nerviosa.

Síntomas de este tipo de alergia

Para poder reconocer cuando se sufre de alergia nerviosa debemos tener en cuenta los siguientes síntomas:

  • Erupciones en varias partes corporales externas. En este tipo de condición se asemejan a picaduras de zancudos o mosquitos.
  • Rosetas y picazón. Aparecen en zonas específicas, tales como el cuello, las manos, las rodillas, las piernas y entre ellas.
  • La picazón llega a tornarse insoportable en aquellas ocasiones del día donde se forma mayor tensión en el cuerpo.
  • En las noches la comezón no se detiene en ningún momento, dificultando el descanso, empeorando la condición y creando trastornos de sueño.

Síntomas de alergia nerviosa en la piel

Los picores en las manos y el cuello o las erupciones en los brazos son los síntomas más comunes.

Tratamiento y Recomendaciones

Lo primero que debemos hacer cuando se sospecha de padecer alergia nerviosa es consultar al médico, de esta manera se asegurara la condición y en qué nivel está, lo que evitaría que se siga desarrollando.

Crear rutinas de ejercicio diario libera tensiones en el organismo. Es primordial evitar el rascado constante, esto impedirá que se aumente el tamaño de las lesiones en el cuerpo y que se propaguen.

Existen cremas con corticoides que reducen la comezón en las heridas y apaciguan las molestias de la dermatitis, pero cabe destacar que no la eliminan.

Debido a esto debemos considerar concretar una cita con un psicólogo que nos ayude a liberar las tensiones familiares, laborales o de otro tipo que nos puedan estar afectando y llevando a la condición de sufrir una alergia nerviosa.

Se debe considerar incluso el uso de medicina alternativa que ayude a controlar los nervios, tales como la acupuntura.

AlergiasEn.com