Alergia en las manos y pies

La alergia en las manos y pies es una afección que incluye sintomatologías como enrojecimiento, picazón, dolor, sarpullido, ampollas, granitos, hinchazón en uñas y dedos, sensibilidad e irritación tanto en las palmas de las manos como en las plantas de los pies.

Seguidamente se analizan los tipos y causas de este padecimiento, así como los tratamientos más adecuados para curarlo.

Tipos

Existen muchos tipos de alergias en las manos y pies. Entre los tipos más comunes encontramos:

Angioedema

Es una alergia en la piel. Puede ser hereditaria o causada por el contacto directo con pelos de animales, picaduras de insectos, ingesta de antibióticos, exposición excesiva al sol y el consumo de huevos, bayas o mariscos.

Afecta las manos y los pies, pero también, la zona que rodea los ojos y los labios. Su característica principal es provocar hinchazón en las capas internas de la piel.

También, puede generar granos, comezón insoportable y dolor. En casos avanzados de este padecimiento, puede causar dificultades para respirar y dolor en el abdomen.

Dermatitis

La Dermatitis se presenta cuando hay inflamación e irritación en las manos o pies. Se desarrolla como consecuencia del contacto directo con elementos que el organismo no tolera. Su síntoma más destacado es la picazón y el enrojecimiento.

Además de las manos y pies, puede afectar otras partes del cuerpo.

Eczema Dishidrótico

El Eczema Dishidrótico se diferencia de los demás tipos de alergia porque causa ampollas con líquido en los dedos, palmas de las manos y plantas de los pies. Estas ampollas generan picazón, enrojecimiento, descamación y dolor.

Se recomienda aguantar la comezón y no rascar las zonas afectadas, ya que, si se hace, puede empeorar la condición al romperse las ampollas e ingresar bacterias y gérmenes en las heridas.

Es una afección que afecta sobre todo a la población femenina, aunque los hombres también pueden padecerla.

Psoriasis

Es un padecimiento hereditario de larga duración que consiste en una producción y acumulación acelerada de las células en la dermis.

Entre sus principales síntomas se pueden mencionar: picazón y dolor en las palmas de las manos, empeine, plantas de los pies y otras zonas del cuerpo como cara, codos, parte de baja de la espalda y rodillas; articulaciones hinchadas, presencia de escamas plateadas y parches rojos en las zonas afectadas.

Sarna

Esta afección es provocada por la mordedura del ácaro de la sarna. Afecta las manos y pies, pero también, las axilas, los codos, las muñecas y los dedos. Genera mucha comezón, ya que el microbio ingresa a las capas internas de la piel a poner sus huevos e inicia su propagación a otras partes de nuestro organismo.

Otro síntoma es la aparición de espinillas, ampollas y úlceras. Pueden padecerla personas de todas las edades, pero es más común en niños.

Causas

Entre las causas que generan el brote de esta condición, podemos mencionar:

  • Uso diario de zapatos cerrados.
  • Piel reseca.
  • Efectos alérgicos al frío.
  • Infección por hongos.
  • Estrés.
  • Diabetes.
  • Obstrucción de la vía biliar o trastornos en la sangre.

Además del consumo o contacto con factores alérgenos tales como: jabones, cremas, cosméticos, metales como níquel, detergentes, plantas venenosas, látex, adhesivos, insecticidas, polen de las flores o elementos sintéticos, entre otros.

Causas de alergia en las manos y pies

Los zapatos cerrados, algunos jabones o detergentes y el látex son los alérgenos más frecuentes.

¿Cómo curar?

En el momento que se detecta la alergia en las manos y pies es recomendable lavar bien las zonas afectadas con jabón neutro y abundante agua fría. Si esto no basta, se puede recurrir a los siguientes tratamientos naturales que son muy efectivos:

Bicarbonato de sodio y avena

El bicarbonato es un limpiador por excelencia, además, exfolia y elimina las células muertas de la piel. La avena por su parte, calma e hidrata la dermis. Por eso, la combinación de ambos ingredientes actúa efectivamente contra la alergia.

Se debe aplicar sobre el área afectada con un poco de agua y dejar secar para aliviar la alergia.

Limón

El limón desinfecta naturalmente la piel, lo que ayuda a que desaparezca la comezón provocada por la alergia. Además, contiene calcio, magnesio y Vitamina C, excelentes componentes para regenerar la piel.

Se debe aplicar unas gotas de jugo de limón en las áreas afectadas y dejar secar.

Té de albahaca

La albahaca contiene un anestésico conocido como eugenol, además, es un antibacterial poderoso. Se utiliza para atacar problemas de alergia porque alivia la comezón y el dolor.

Se debe aplicar té de albahaca frío sobre la zona afectada y dejar secar.

Si los remedios caseros anteriores no funcionan, es recomendable acudir al médico de inmediato para evitar complicaciones graves.

AlergiasEn.com