Alergia en los brazos y piernas

Si nota que le salen granos que pican o sarpullido en los brazos y en las piernas (y al rascar empeora el prurito y la lesión), consulte con su dermatólogo lo antes posible.

Las ronchas y picazón normalmente alertan de una alergia. Recuerde que una alergia acompañada de una enfermedad grave puede incluso causar la muerte.

A continuación, se analizan los síntomas, tipos y causas de alergia en estas áreas del cuerpo, así como las medidas preventivas y los tratamientos que se pueden llevar a cabo para aliviarla.

Síntomas

Los síntomas más frecuentes de alergia en los brazos y/o piernas son:

  • Enrojecimiento.
  • Hinchazón.
  • Comezón.
  • Deseos de rascar y dejar la piel en carne viva.
  • Protuberancias.
  • Manchas rojas.
  • Erupciones.
  • Ampollas.
  • Granitos que pican y/o arden.
  • Varios tipos de ronchas.
  • Resequedad.
  • Formación de piel costrosa.

Síntomas de alergia en los brazos y piernas

Las manchas rojas, las erupciones y las ronchas son síntomas habituales de reacción alérgica.

Tipos

Los tipos de alergia que afectan a los brazos y las piernas son diversos. Seguidamente se estudian los más comunes:

Dermatitis atópica

Este padecimiento es crónico y presenta síntomas como resequedad, inflamación, enrojecimiento y urticaria en los antebrazos. Principalmente en los brazos y en las piernas, aunque también puede afectar otras partes del cuerpo.

En algunos casos afecta más los brazos o piernas de un lado (izquierdo o derecho). Los pacientes infectados, pueden presentar periodos de tiempo “sanos” y otras temporadas con brotes severos.

Erupción Polimorfa Lumínica

Se considera una a afección leve y es más común en personas con piel sensible a la luz del sol. Los signos de esta alergia son sarpullido, picazón, manchas y erupciones con granitos rojos.

Es padecida principalmente por mujeres en épocas de primavera y verano.

Normalmente dura 10 días y desaparece. Sin embargo, si no se trata con los medicamentos adecuados, la alergia puede aparecer cada año de forma recurrente.

Urticaria Solar

No es una afección frecuente. Su sintomatología se relaciona con prurito, sensación de quemazón y la formación espontánea de habones en zonas que no se acostumbra a recibir radiación solar y son expuestas súbitamente al sol o fuentes artificiales de luz.

Normalmente los signos desaparecen una vez pasadas unas horas de la exposición.

Para diagnosticarlo, se debe realizar un fototest que identifique el espectro lumínico causante de la urticaria. Se presenta principalmente en mujeres.

Causas

Los orígenes de la alergia en los brazos y piernas pueden estar relacionados con factores ambientales, procesos hormonales, infecciones o enfermedades más graves.

Algunas de las causas más usuales son:

  • Exposición al sol.
  • Piel seca.
  • Estrés.
  • Embarazo.
  • Infecciones causadas por parásitos o mosquitos (como piojo o sarna).
  • Enfermedades como acné, foliculitis, viruela y urticaria colinérgica.
  • Consumo de algunos medicamentos.
  • Ingesta de ciertos alimentos.
  • Trastornos nerviosos.

Remedios

Antes de someterse a cualquier tratamiento es fundamental detectar la causa de la alergia. Igualmente, es importante conocer cómo se puede curar esta afección.

Por eso, seguidamente se exponen algunos remedios preventivos y tratamientos que se pueden llevar a cabo para aliviar la alergia en brazos y piernas:

  • Utilizar protector solar diariamente para evitar el paso de los rayos ultravioleta en las capas más internas de la piel.
  • Evitar la radiación solar, especialmente en horario de 10 de la mañana a las dos de la tarde que el sol está más fuerte.
  • Consumir una dieta saludable rica en antioxidantes.
  • Beber suficiente agua diariamente, mínimo dos litros.
  • Realizar una limpieza profunda de las zonas afectadas por la alergia en el momento que se empiezan a sentir los síntomas.
  • Utilizar jabones y cosméticos neutros, libres de perfumes, conservantes y parabenos.
  • Consumo de medicamentos como analgésicos y antihistamínicos.
  • Evitar tocar o rascar las zonas afectadas.
  • Aplicar compresas frías.
  • Aplicar cremas con hidrocortisona para aliviar la picazón.

Si los tratamientos anteriores no funcionan, es recomendable acudir al médico especialista de inmediato para evitar complicaciones.

AlergiasEn.com