Alergia a la soja

La soja pertenece a los alimentos conocidos como leguminosas. Sus semillas o granos poseen un alto contenido en proteínas y de ellas se extrae también aceite, fibra y almidón. Sin embargo, hay quienes no pueden procesarla y desarrollan alergia a la soja.

Estos ingredientes son cada vez más usados en el mundo para todo tipo de compuestos alimenticios. Sobre todo porque a la soja se le han atribuido múltiples beneficios para la salud; desde sus efectos positivos ante los trastornos cardiovasculares, hasta la prevención de la osteoporosis.

¿Qué significa sufrir de alergia a la soja?

La soja es parte ya de nuestra cocina y existe una gran cantidad de productos que contienen soja. Se ha convertido en un ingrediente que no puede faltar y al que millones de personas le tienen mucha fe, pero suele ser una molestia muy seria para aquellos que sufren de reacciones alérgicas a ella.

Una persona que se dice alérgica a la soja, es en realidad alérgica a una o varias proteínas propias de la semilla de soja.

Y puesto que cada vez más se extraen ingredientes de esta semilla (como aceites, proteínas, fibras y almidón), quienes sufren de alergia están expuestos a potente riesgo por consumir alimentos o preparaciones que sin saberlo contienen esta semilla.

Las personas alérgicas a la soja suelen tener un fallo en su sistema inmune, pues este (que suele estar combatiendo gérmenes, virus y bacterias) termina reaccionando desfavorablemente ante la presencia de la proteína de soya, tratándola como si fuera una bacteria.

No importa la cantidad de soja que pruebe el individuo. Su cuerpo lo verá como algo invasivo.

Una vez que el cuerpo ha detectado la presencia de soja, provoca una reacción alérgica tras liberar diferentes sustancias químicas, como por ejemplo la histamina. Una “alerta” al cuerpo de que eso que comiste es malo y que por tanto debes evitarlo a toda costa.

Causas

Como dijimos anteriormente, se trata de proteínas que terminan generando estragos en nuestro organismo. De hecho en las mayorías de las alergias siempre se deben a alguna proteína a la que nuestros cuerpos consideran un invasor.

En ocasiones es algo tolerable y la persona puede consumirla sin más problemas que algunos estornudos, pero otras veces las reacciones soy muy molestas y te hacen arrepentirte de lo que comiste… O de no haber leído la etiqueta antes de consumirlo.

Alimentos que contienen soja

Estos son algunos de los alimentos que pueden provocar esta alergia:

  • Miso.
  • Salsa de soja o tamari.
  • Tofu.
  • Aceite de soja.
  • Leche de soja.
  • Harina de soja.
  • Lecitina de soja.
  • Tempeh.
  • Brotes de soja.

Síntomas de alergia a la soja

Padecer una alergia no es nada agradable y esta no iba a ser la excepción. Sin embargo, no se trata de algo grave. Son muy pocos los casos donde la alergia a la soja se puede convertir en algo sumamente trágico ó, al menos, alarmante.

Por lo general una vez que has ingerido el alérgeno (el término “alérgeno” se refiere a la sustancia a la que eres alérgico) el cuerpo tarda sólo unos minutos en mostrar los síntomas, que pueden ser:

  • Cosquilleo en la boca y lengua.
  • Urticaria.
  • Piel escamosa.
  • Comezón.
  • Hinchazón en diversas partes del cuerpo.
  • Malestar de garganta.
  • Dificultad para respirar.
  • Dolor abdominal.
  • Nauseas.
  • Vómito.
  • Diarrea.

Cuando la reacción alérgica pasa a ser algo grave, se considera que la persona está sufriendo un episodio de anafilaxis. Aunque es muy poco frecuente, si fuera el caso el paciente tendría síntomas como:

  • Dificultad para respirar.
  • Fuerte presión arterial.
  • Pulso acelerado.
  • Mareos.
  • Aturdimiento.
  • Perdida del conocimiento.

Tratamiento para la alergia a la soja

El cuidado en el hogar es lo más importante, pues debes prevenir cualquier producto que contenga soja. Por otra parte, está la prevención al salir a comer en la calle. Debes estar seguro de que lo que ingieras no esté hecho a base de alguna sustancia que contenga soja.

Por último, si ya tienes los síntomas, podrás usar algún antihistamínico fuerte para sentir algo de alivio.

AlergiasEn.com