Alergia al yogurt

El yogurt es uno de los productos lácteos más deliciosos y consumidos alrededor del mundo. Sin embargo, cada vez más gente se cohíben de este placer por una temible razón: la alergia. Te contamos todo lo que necesitas saber acerca de la alergia al yogurt y una posible respuesta favorable.

De dónde viene esta alergia:

Lo primero que debes saber es que la mayoría de las personas alérgicas al yogurt son igualmente alérgicas al resto de productos lácteos. Si te preguntabas: el yogurt ¿tiene lactosa? la respuesta es completamente afirmativa. De hecho es uno de los lácteos principales, así que contiene tantas caseínas y suero como la leche misma.

Las caseínas y el suero son las proteínas principales y más abundantes de la leche de vaca, pero del mismo modo son los alérgenos más potenciales de este alimento. Aquellas personas alérgicas al yogurt simplemente no procesan de manera correcta alguna de estas proteínas.

Ahora bien, ¿qué sucede cuando una persona es alérgica al yogurt pero no al resto de lácteos? La respuesta está en las proteínas, que son cientos, y varían de un derivado lácteo a otro.

Alergia al yogurt proteínas
En otras palabras, el sistema inmunológico toma como nociva para la salud esa proteína en particular.

La mejor respuesta ante la alergia al yogurt

Como dijimos en un principio, el yogurt es un alimento delicioso del cual no deberíamos cohibirnos. Pero si una persona es alérgica a la leche ¿qué hacer?

Lo primero que debemos considerar es que la alergia está mayormente relacionada con las proteínas vacunas, pero hay un universo de posibilidades más allá de la leche de vaca.

Hoy en día puedes encontrar en el mercado yogures sin leche de vaca, sin caseínas y sin suero. Las opciones van desde yogures de soja para bebés, hasta yogures de leche de almendras, alpistes y más.

Y lo mejor es que también puedes hacerlos en casa y son absolutamente ricos y nutritivos… ¿Te atreves a probarlos?

AlergiasEn.com