Alergia a los lácteos

¿Has escuchado hablar sobre la alergia a los lácteos? ¿Conoces a alguien que la padece? Te contamos todo lo que necesitas saber sobre este tipo de alergias, cada vez más frecuente en niños y adultos.

¿Qué son los lácteos? Son todos los productos derivados de la leche, a saber: queso, yogurt, suero, helados, kumis, etc. A menudo muchas personas se preguntan: ¿los lácteos son proteínas?

 La verdad es que las proteínas son una gran familia de compuestos presentes en alimentos de origen animal. En ese sentido, lácteos como el yogurt contienen una buena cantidad de proteínas (3 % por cada 100 cc).
Las proteínas de la leche de vaca son a menudo las culpables de esta alergia. Las reacciones pueden ser causadas por ingerir alguno de estos alimentos:


Ser alérgico no es lo mismo que ser intolerante a la lactosa:

Queremos resaltar este punto, ya que las personas tienden a confundir ambos padecimientos… Quienes padecen las alergias a alimentos específicos, pueden llegar a enfermar de gravedad si los ingieren o tienen contacto con ellos.

La intolerancia a la lactosa, por otra parte, es la incapacidad de digerir lactosa sin sentir malestar.
Teniendo esto en cuenta, la reacción alérgica a los productos lácteos es un problema mucho más serio de lo que se puede pensar.

Síntomas de una alergia a los lácteos

Una persona alérgica a un determinado lácteo puede presentar los síntomas siguientes:

  • Problemas para respirar
  • Opresión de garganta
  • Dolor de estómago
  • Vómitos y/o diarrea
  • Hinchazón o picor ocular
  • Urticaria y granos o ronchas rojas
  • Bajada de la tensión arterial

Y todo esto, en cuestión de minutos después de haber ingerido alguno de estos alimentos.

Lamentablemente, esta es una de esas enfermedades que no se pueden diagnosticar hasta que se la padece. Las personas alérgicas, sólo pueden en adelante re-direccionar su dieta alimentaria y evadir los productos lácteos.

AlergiasEn.com