Alergia al gluten

En la actualidad existe mucha controversia alrededor del gluten. Hay quienes piensan que es un acto irresponsable eliminar el gluten de nuestra dieta, mientras que por otra parte están quienes afirman que es dañino para nuestro organismo.

Por supuesto que, a pesar de lo que muchos puedan decir, al final siempre estará la ciencia para tratar de darnos una respuesta que satisfaga a todos. Es importante en primera instancia conocer este alimento, pues ya sea bueno o malo, lo que sí es cierto es que hay muchas personas que sufren alergia al gluten.

Qué es el Gluten

Es importante en todo momento conocer lo que estamos defendiendo o condenando. Cuando las personas hablan de gluten, lo hacen refiriéndose a “algo” que se haya en los productos hechos con harina, pero la verdad es que es mucho más que un simple “algo”.

El gluten es un tipo de proteína que se encuentra en muchísimos cereales, como el trigo (y sus variantes como la sémola), la cebada, el centeno y el triticale. Por tanto, entendemos que la palabra “gluten” sólo es un nombre genérico para esta proteína.
Cabe destacar que todos los debates y las controversias que ha originado el gluten se centran en su presencia en el trigo. Algo realmente irónico considerando que el trigo es uno de los tres cereales de los que más se cosechan en todo el mundo.

Hablamos de cifras de hasta 600 millones de toneladas al año, siendo el arroz y el maíz los que le sacan ventaja con 650 millones y 780 millones de toneladas respectivamente.

Pero también es importante saber que el consumo de gluten no comenzó hace una década atrás; se cree que el ser humano consume esta proteína desde hace más de 10 mil años, luego de que su vida pasara de ser nómada a ser sedentario, estableciendo una base económica y sustentable por medio de la siembra y la ganadería.

Conocer el gluten es importante para saber cómo consumirlo, pues existen personas que no solo padecen esta alergia sino que son intolerantes al gluten por alguna enfermedad celíaca.

Si bien sabemos que el gluten es tan solo una proteína en sí misma, pudiéramos pensar que no es mala idea consumirla. Considerando los beneficios que trae el consumir proteínas es normal que esa idea se nos cruce por la cabeza pero el gluten es una proteína de cuidado.

El gluten, al ser proteína totalmente pura, carece de carbohidratos. Eso lo convierte en un alimento muy bajo en calorías. Pero antes de hacer una dieta rica en gluten debes saber que, al momento de ser procesado o lavado, este gluten pierde algo que es muy importante para nosotros: la fibra.

La fibra es necesaria en nuestra dieta diaria para tener una buena y sana digestión. Y que el gluten carezca de ella puede resultarnos muy peligroso.

Es por esta razón que, en ocasiones, se recomienda usar harinas integrales ya que estas además de contar con un buen contenido de gluten, a su vez conservan una buena proporción de fibra dietaría.

Por qué causa alergia

Aunque acostumbramos a que la comunidad científica nos responda cualquier tipo de preguntas, esta es una que desafortunadamente no han podido responder.

Y es que, a pesar de los estudios realizados, los resultados no parecen ser del todo concluyentes. Sin embargo, han considerado varias razones por las cuales una persona pudiera desarrollar algún tipo de alergia o enfermedad celíaca.

Consideramos que esto puede deberse a susceptibilidades genéticas, así como agentes encontrados en el ambiente; como las infecciones, además de las enfermedades autoinmunes.

Pero a pesar de todo esto también se debe tener cuidado a la hora de diagnosticar la enfermedad, pues una cosa es ser intolerante al gluten y otra muy diferente es padecer de alguna alergia por esta proteína; y del mismo modo, ambas son muy diferentes a padecer una enfermedad celíaca.

La celiaquía es una enfermedad inmunológica provocada por el consumo de gluten y lo padecen aquellas personas genéticamente predispuestas.

Esta enfermedad suele confundirse mucho con la sensibilidad o la intolerancia al gluten. Aunque suelen tener los mismos síntomas, las personas en ocasiones pueden consumir este alimento en menor proporción sin presentar algún problema.

Pero cuando hablamos de que una persona sufre una reacción alérgica al gluten o alergia al trigo, su sintomatología puede guardar similitud con algunos síntomas de la enfermedad celíaca. De hecho puede consumir alimentos ricos en gluten pero sus reacciones alérgicas pueden ser verdaderamente desagradables.

Cabe destacar que la enfermedad celíaca no produce reacciones alérgicas, por lo que simplemente aquella persona que sufre de estas reacciones son alérgicas a la proteína que contiene el gluten.

Los casos son tan comunes como los de aquellas personas que son alérgicas a las picaduras de abejas, al maní o cacahuete.

Síntomas de alergia al gluten

Si has desarrollado algún tipo de reacción alérgica lo primero de lo que puedes estar seguro es que no tendrías por qué tener una enfermedad autoinmune. Aún así, sería prudente que por seguridad fueras con un doctor de confianza a que te examine para estar más seguro.

Dicho esto, es importante que revises si padeces alguno de estos síntomas:

  • Hinchazón: el que alguna parte de tu cuerpo se hinche es claramente una reacción alérgica.
  • Picazón: en un principio la picazón o la comezón pueden aparecer en tu cuerpo sin necesidad de que veas algo en la piel, pero puede ser bastante incomoda y desconcertante.
  • Irritación en la boca: si comienzas a sentir irritada la boca, puede ser otro síntoma de la reacción, sobre todo si de pronto sientes la boca muy seca, deshidratada.
  • Irritación de garganta: una garganta irritada sumada a los otros síntomas es una clara señal de que estas sufriendo una fuerte alergia al gluten. Si las vías respiratorias se inflaman debes acudir a urgencias.
  • Urticaria: pudiera incluso ser el primer síntoma que te aparezca, y esto ocasiona una incomodidad impresionante por lo desagradable que puede verse y la comezón que da.
  • Congestión nasal: por último y poco frecuente esta la congestión nasal, muy parecida a cuando una persona padece de gripe, así que se presenta dificultad para respirar.

Es importante que, cuando percibas o se manifieste cualquiera de estos síntomas, consultes a tu medico inmediatamente.

Cómo tratar la alergia al gluten

Por un lado encontramos los antihistamínicos, los cuales funcionan reduciendo los síntomas producidos por el consumo de trigo. Estos suelen ser muy eficaces, pues alivian mucho el malestar.

Por otro lado está la epinefrina. Si eres muy alérgico al trigo seguramente deberás llevar al menos dos inyecciones de este medicamento contigo. Y que, a la hora de una emergencia (es decir al padecer una reacción anafiláctica), deberás usar para contrarrestar su efecto. Este medicamento es muy efectivo y rápido.

Por último, es importante recordar que es imprescindible seguir una dieta estricta, sin alimentos que contengan trigo. Se deben consumir alimentos que no contengan gluten como la leche, los huevos, la carne, el pollo, el pescado, las verduras y los vegetales.

De esta forma evitaremos cualquier producto envasado o manufacturado, debido a que el gluten podría haberse usado como algún aditivo adicional durante su proceso de producción.

Si sigues al pie de la letra una dieta verdaderamente balanceada, te puedes despedir para siempre de esas molestas reacciones alérgicas… y vivir con una mejor calidad de vida y salud.

AlergiasEn.com