Alergia a las nueces

Para nadie es un secreto  que las nueces son altamente nutritivas y buenas para la salud, sobre todo para nuestro corazón.

Las nueces poseen un alto nivel de antioxidantes y proteínas, un ejemplo es su alto contenido de polifenoles, los cuales ayudan a nuestro organismo a combatir esas moléculas que oxidan y dañan nuestra piel.

Los expertos por su parte dicen que consumirlas de forma regular puede ayudar a reducir el riesgo de padecer diabetes tipo 2 y enfermedades cardiovasculares, pero aunque nos aportan muchos beneficios hay quienes sufren de alergia a las nueces.

Nueces se les considera a todos esos frutos secos que poseen cascara dura como por ejemplo: los pistachos, las almendras, los piñones y la nuez del Brasil. Todos ellos ricos en vitamina E, un buen conjunto de minerales y ácidos grasos que nos ayudan mantener nuestro colesterol totalmente equilibrado.

Su alto contenido en fibras y proteínas las hacen ser la alternativa perfecta para una dieta balanceada y nutritiva. Sus antioxidantes son muy poderosos, y por tanto no tienen nada que envidiarle a ninguna otra fruta.

Pero, aunque les parezca increíble muchas personas en el mundo las evitan. Una de las razones por las cuales las personas rechazan la idea de comer estos ricos frutos es porque han oído o leído que los mismos nos hacen engordar gracias a su gran cantidad de grasas.

Tal creencia es por mucho errada, pues aunque efectivamente las nueces poseen grades cantidades de grasas estas son mono insaturadas y polinsaturadas, comúnmente llamadas grasas buenas que te ayudan a mantener una salud cardiovascular a niveles óptimos.

Lo más increíble de ellas es que pueden sustituir fácilmente a la carne, ya que cuentan con una excelente gama de proteínas de la mejor calidad.

Y dado que están libres de gluten y de lácteos uno creería que cualquiera podría comerlas sin poner en riesgo su salud, pero entre tantas cosas buenas, algo malo debía sobresalir, y es que algunas personas pueden sufrir de algún tipo de reacción alérgica a las nueces.

De dónde proviene la alergia a las nueces

Ser alérgico a las nueces es posible, de hecho los niños tienden a ser los pacientes más habituales, y como cualquier otra alergia si no es tratada a tiempo esta podría convertirse en una patología muy peligrosa que puede llevarnos a la muerte.

Las personas que sufren de esta condición no pueden procesar alguna de las proteínas que contiene la nuez, al consumirla su sistema inmunológico reacciona como si se estuviera enfrentado a alguna enfermedad mortal,  como algún virus o alguna batería. Una vez que el cuerpo ha reaccionado comienza a liberar histamina lo que lleva al paciente a sentir una diversidad de síntomas muchas veces desagradables.

Entre los síntomas más comunes tenemos

  • Comezón en la boca, lengua y en la garganta
  • Comezón en diversas áreas del cuerpo
  • Dificultad para deglutir.
  • Dolor abdominal.
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Diarrea.
  • Congestión nasal.
  • Problemas para respirar.
  • Urticaria

Si los síntomas no son tratados a tiempo la persona puede padecer de anafilaxis lo que podría terminar con una pérdida de la conciencia, y en peor de los casos un paro cardiaco.

Por tal razón en ocasiones las personas que saben que son alérgicas a las nueces llevan consigo antihistamínicos o inyecciones de epinefrina.

Tratamiento para quienes sufren de este mal

Aquí no existe el cómo curar, pues es una incapacidad inmunológica que no se cura sino que solo se trata. El tratamiento es simple y muy parecido a los de otras alergias.

Por un lado están los antihistamínicos los cuales disminuirán los síntomas haciéndote sentir mejor. Por otro lado encontramos la epinefrina que son inyección que se usan solo en condiciones extremas como la aparición de anafilaxis.

Pero cuando las reacciones son leves, los remedios caseros, los de la abuela, pueden ser suficientes.

Fuera de la parte de los medicamentos o soluciones naturales, el paciente tiene que recordar que debe mantenerse al margen de la más mínima nuez porque el trozo más pequeño que ingiera podría ser el detonante de un momento incómodo.

Una dieta libre de estos frutos es lo único que necesitan.

¡Cuidado! Alimentos que pueden contener nueces

  • Tartas, Pasteles, galletas y todo tipo de postre
  • Cereales
  • Turrones
  • Barras energéticas
  • Aderezos para ensaladas.
  • Nuez moscada
  • Sopas con nueces
  • Salsa de nueces, jamón y espárragos
  • Ensaladas (de queso de cabra y nueces)
  • Linguini con setas shiitake y nueces
  • Macarrones con queso gorgonzola y nueces
  • Patés
  • Pan de vino y nueces
  • Terrinas
  • Conejo en salsa de nueces
  • Pollo relleno (con nueces, típico de las regiones montañosas)
  • Sopa fría búlgara
  • El legendario brownie de Katharine Hepburn
  • Potika
  • Karidópita o pastel griego de nueces
  • Galletas Afgan Biscuits
  • Trenza de canela estonian Kringle

Los alérgicos deben prestar especial atención al visitar las pastelerías y lugares a fines, pues las nueces suelen ser protagonistas o complementos de muchos platos.

AlergiasEn.com