Alergia al cacahuete o maní

¿Sabías que el cacahuate (también conocido como maní) es el responsable de más muertes por alergias? Es un alérgeno potente que causa reacciones tanto en los niños como en los adultos. Te explicamos todo lo que necesitas saber acerca de la alergia al cacahuate o maní y cómo curarla o tratarla.

¿Qué es el maní?

Aunque por lo general se le menciona e incorpora en el grupo de los frutos secos, no podríamos estar más equivocados. El maní (conocido como “cacahuete” en algunos países) es en realidad una legumbre de la familia de las Fabaceae (fabáceas). No obstante, sus frutos cumplen algunos requisitos como frutos secos.

Es un alimento rico en proteínas y calorías. Contiene 26 g. de proteínas por cada 100 g. y 567 calorías por las mismas cantidades. Lo que lo convierte en uno de los alimentos más completos y potentes; no podemos, aunque queramos, abusar de él.

¿Por qué el maní da alergia?

Es el alérgeno más fatal porque quienes son alérgicos, por lo general, son “muy alérgicos” y la reacción suele concluir en anafilaxia. El por qué de esta reacción alérgica se encuentra en sus proteínas.

El Subcomité de alérgenos de la OMS, en la lista oficial actualizada de alérgenos de la Unión Internacional de Sociedades Inmunológicas (WHO/IUIS LIST), le atribuyó toda la responsabilidad específicamente a un tipo de globulinas (Ara h1 hasta Ara h8).

El sistema inmune, incapaz de procesar esta proteína, la ataca y libera histamina, y es entonces cuando aparece las reacciones alérgicas.

Ahora bien, existen algunos factores de riesgo que hacen que algunas personas sean más propensas a la alergia a los cacahuetes. Entre estos tenemos:

  • Familiares con alergias: aún no se determina que las causas sean estrictamente hereditarias, pero ciertamente, quienes tienen familiares con alergias varias, tienden a desarrollar alergia al cacahuete.
  • La edad: los casos de alergia son más frecuentes en bebés y en niños pequeños, considerando que el fortalecimiento de su sistema inmunológico está en proceso. En estos casos las alergias pueden no ser crónicas, sino que pueden desaparecer con el tiempo.
  • Quienes la padecieron en el pasado: quienes padecieron una reacción alérgica cuando eran bebés, y luego la superaron, pueden creer que están libres del problema, pero la verdad es que son bastante propensos a una recaída. Consejo para estas personas: no abusar del consumo de este tipo de alimentos.
  • Padecer otras alergias: si eres alérgico a otros frutos secos o legumbres, se podría generar lo que se conoce como una alergia cruzada. Hay propiedades y proteínas que se repiten de un alimento a otro, así que cuando el organismo las identifica como nocivas en uno, es muy probable que reaccione de la misma manera ante el otro.

Cabe destacar que los cacahuetes o manís son uno de los alérgenos más comunes en el mundo. En Estados Unidos, por ejemplo, 1,5 millones de personas padecen esta alergia. Y en España, 6,7% de los casos de niños mayores de 3 años prevalecen.

Síntomas de alergia al maní o cacahuete

Los síntomas de alergia al maní son los mismos que se manifiestan en el resto de alergias alimentarias:

  • Inflamación de la boca o garganta.
  • Brotes de urticaria.
  • Eczema.
  • Dolores de estómago y vómitos.
  • Ronquera.
  • Tos .
  • Respiración sibilante.

Estos pueden aparecer de inmediato o tardar algunas horas en aparecer.

Pero sin lugar a dudas, tal y como mencionamos anteriormente, lo que convierte a esta alergia en un padecimiento potencialmente fatal son las intensas reacciones cruzadas que pueden llevar a la anafilaxia.

Cuando se genera un choque anafiláctico la lengua y las vías respiratorias se inflaman al punto de causar asfixia y, al mismo tiempo, la tensión arterial baja hasta generar desmayo. Si el paciente no se atiende a la brevedad, las probabilidades de muerte son altas.

Una anécdota, que se ha convertido casi en un mito y una moraleja, cuenta que un joven murió por choque anafiláctico luego de besar a su novia, que minutos antes había comido maní.

¿Qué hacer?

Lo primero es recurrir a los medicamentos pertinentes. El antihistamínico puede detener los síntomas de inflamación, picor y digestión.

Ante el choque anafiláctico, lo mejor es el tratamiento subcutáneo (inyección) de epinefrina (adrenalina).

Pero más allá de esto, no podemos olvidar que los síntomas pueden ser aliviados también por remedios caseros. En este último caso te mencionamos algunos tips:

  • Menta para los cólicos.
  • Jugo de limón para los vómitos.
  • Agua de rosas para la urticaria y las erupciones.
  • Té de manzanilla para los estornudos, la inflamación y los ojos llorosos.

Pero por otra parte, quienes padecen alergia a los cacahuetes deben cuidar mucho lo que comen, porque este nutritivo alimento está en todas partes.

Prevención

La popularidad del maní es de talla mundial. La famosa mantequilla de maní es un manjar cada vez más extendido y utilizado en distintos platillos, así que… ¡cuidado!

Cada vez son más los casos de personas con alergia a la mantequilla de maní no solo por su ingrediente principal sino también por otros componentes.

Del mismo modo, hay que ser muy cuidadosos con el chocolate, porque cada vez se le combina más con frutos secos y sobre todo con maní. Lo mismo aplica para los postres, se deben comer con mucha precaución.

Asimismo, en algunas regiones de Sudamérica es muy popular la sopa de maní; puede ser deliciosa pero peligrosa para los alérgicos.

Lo mejor siempre será prevenir la alergia, sobre todo si consideramos que el cacahuete puede ser fatal.

AlergiasEn.com