Alergia al polen

El polen son partículas de dimensión microscópica que se desprenden de las plantas que tienen flor. Debido a su tamaño pueden adherirse a células olfatorias de la nariz causando, entre otras cosas, una alergia. Así pues, se le considera uno de los elementos más productores de alergias en el mundo, debido a que caen en la puerta de entrada a las vías respiratorias.

Las alergias al polen se manifiestan en mayor número de casos durante la época primaveral, pero no todo el mundo la desarrolla, ya que se debe tener historia familiar de alergia al mismo. De igual manera el ambiente en el que se desarrolle el día a día de la persona influye; esto significa que es improbable sufrir de esta alergia si no tienes contacto con ninguna flor.

¿Qué es la polinosis?

La polinosis es el nombre con el que se conoce la sintomatología causada por la sensibilidad a los alergenos que están situados en los pólenes. Esta sintomatología está asociada a la rinoconjuntivitis, que suele venir acompañada con asma en el 40% de los casos.

Las personas que sufren alergias a los pólenes perciben esta sustancia como un agente nocivo, lo que activa una respuesta del sistema inmune. Cuando el polen entra en contacto con los ojos, con la piel o con el aparato respiratorio, el organismo activa sus defensas, liberando una serie de sustancias al torrente sanguíneo. Entre ellas la histamina, la cual es responsables de los estornudos, el lagrimeo y otros síntomas comunes de este tipo de alergias.

Síntomas de alergia al polen

Para saber si padece de esta alergia, debe conocer sus síntomas e identificar si sufre alguno de ellos. Estos son los más comunes:

  • Lagrimeo ocular: debido a esto se recomienda usar cualquier tipo de lentes para el sol durante el día y en primavera.
  • En la nariz se desarrolla rinitis, inflamando la mucosa nasal, con picazón incluida.
  • Estornudos constantes y obstrucción de la respiración.
  • Síntomas conocidos como la “fiebre de heno”, los cuales afectan a la garganta, a los oídos y al paladar.
  • Si la condición empeora puede llegar a afectar los pulmones, llegando a desarrollar los siguientes síntomas:
    • Dificultad para respirar.
    • Sentimiento de opresión torácica.
    • Pequeños silbidos al respirar.

Causas más comunes

La plantas que suelen provocar más alergias al polen son las que pertenecen a la familia de las gramíneas. Otros pólenes que son comunes para provocar alergia son el plátano de sombra, el abedul, la parietaria, el olivo y la palmera.

La contaminación

Una de las causas más comunes es la cantidad de partículas de diesel que son producidas por los vehículos, calefacciones y emisiones industriales. Estas crean un ambiente hostil, al cual las plantas reaccionan de manera “defensiva”.  En las zonas contaminadas, los pólenes generan una proteína llamada“proteínas de estrés”. Estas proteínas suelen tener mayor capacidad de estimular la respuesta alérgica de las personas.

Cómo evitar o aliviar estas reacciones alérgicas

El polen es casi imposible evitar respirarlo, pero existen métodos que puedes usar para prevenir sus síntomas en la medida de lo posible. Son estos:

  • No abrir las ventanas a primera hora del día ni al final del mismo, ya que en estos momentos de la jornada es cuando más se encuentra el polen en el aire. Así como tratar de mantener el ambiente lo más húmedo posible.
  • Maximizar la higiene de las manos y cara, refrescando con más frecuencia la nariz y los ojos con agua.
  • Un buen baño y cambio de ropa al llegar a casa.
  • Realizar una limpieza del hogar frecuentemente.
  • Utilizar aspiradoras en lugar de escobas, debido a que las escobas pueden propiciar un empeoramiento de los síntomas, ya que remueven partículas. Para quitar el polvo, utilice una bayeta húmeda.
  • Los lentes y las mascarillas en conjunto funcionan como buen escudo contra el polen.
  • Al viajar en auto, hacerlo con las ventanas arriba.
  • En los aires acondicionados se les puede colocar filtros anti polen.
  • Disminuir las actividades al aire libre entre las primeras horas del día y final de la tarde.
  • En el caso de que se tenga jardín, evitar sembrar plantas con flores, las cuales fácilmente polinizarán el aire que entra al hogar. Evite igualmente cortar el césped o podar en días de polinización intensa.

Si quiere saber más sobre el tema, a continuación le ofrecemos un audio con los mejores consejos para aliviar la alergia al polen:

 

Páginas Relacionadas:

AlergiasEn.com